Las almazaras por desgracia no son instalaciones diseñadas para facilitar su limpieza y por tanto la limpieza es laboriosa y requiere su tiempo. La campaña es una época de mucho trabajo y hay que tener un compromiso firme por la calidad para dedicar el tiempo necesario a la limpieza de todas las instalaciones a diario.

En las almazara pese a ser industrias alimentarias, no es necesario seguir un protocolo de desinfección como requieren otras industrias para asegurar la higiene del alimento pero sí es necesaria y muy importante su limpieza a diario para conseguir la máxima calidad en el producto.

¿Verdad que no harías la papilla de un bebé sobre la batidora usada del día de anterior sin previamente haberla  lavado? Pues con el AOVE es exactamente lo mismo.

Un aceite de máxima calidad como  AOVE Cortijo Spiritu_Santo, no se conseguiría si no se tuviese un cuidado especial en la limpieza diaria de nuestras instalaciones desde la recepción y el manejo inicial del fruto hasta el almacenamiento y envasado. Es fundamental la higiene y limpieza de todos los equipos que intervienen en el proceso. Para mantener una almazara limpia no es suficiente con limpiar algunos equipos, es necesario limpiar a fondo tuberías, suelos, paredes, la zona de recepción de la aceituna, vehículos y cualquier dispositivo que se utilice en el proceso, directa o indirectamente.

Los pasos lógicos de una buena limpieza de almazara son :

  1. Lavado con el producto elegido, ayudado mecánicamente y con agua potable preferiblemente caliente y a presión.
  2. Enjuague con abundante agua potable hasta eliminar posibles restos de producto, preferiblemente caliente.
  3. Secado, que se facilita mucho si el agua usada es caliente.

 

Lo importante es mantener una buenas prácticas desde la recogida para evitar que llegue la menor suciedad posible a la almazara. Y luego seguir prácticas que eviten la contaminación del aceite obtenido.

El secado es una operación necesaria, para evitar la formación de mohos y el desarrollo de gérmenes patógenos, sobre todo en el interior de los equipos.Los enjuagues se han de realizar a fondo. Es importante y se realiza como medida de seguridad descartar un poco de aceite al inicio de la molturación para evitar una posible contaminación si no se ha realizado convenientemente el enguaje en la limpieza. A esto es lo que denominamos “arrastre”

Esta práctica de arrastre suele ser habitual en las almazaras pero no con el fin de evitar alguna posible contaminación con los productos de limpieza utilizados si no como medida de limpieza de restos del día anterior, en el mejor de los casos y restos de la campaña anterior en el peor de los casos. Dependiendo de la suciedad o posible contaminación que haya que arrastras así será la cantidad de aceite que hay que pasar. Normalmente se suele descartar menos de la debida y en algunos aceites se suele encontrar defecto debido a esta circunstancia y por tanto su calidad se ve seriamente dañada.

Almazara Oleoturismo

La limpieza a fondo en la almazara ha de ser diaria y formar parte de la rutina habitual en la molturación y no puede dejarse para los días de lluvia en los que no hay otras cosas que hacer.

En Cortijo Spiritu Santo la limpieza forma parte del día a día de nuestro trabajo y quienes nos han visitado lo han podido comprobar.

Si os interesa este tema sobre “LIMPIEZA DE ALMAZARA” os invitamos a leer el siguiente artículo sobre NUEVOS sistemas de limpieza de almazaras: https://www.interempresas.net/Produccion-Aceite/Articulos/162552-Almazareros-aprenden-los-nuevos-sistemas-de-limpieza-de-almazaras.html